Análisis

El proyecto


¿En que consiste el proyecto fascista, inconstitucional, y demagogo?
  1. No se puede circular con acompañante: usted, como ciudadano, no puede circular con su amigo, familiar, pareja, ser querido, ni siquiera para entrar a su propia casa.

  2. El ser humano será numerado como un prisionero, siendo obligado a vestir un número de patente en toda la Ciudad, tanto en su cuerpo como en la cabeza. Digno de un campo nazi. 

  3. Permite a la Policía y Cuerpo de Agentes de Tránsito extorsionar al ciudadano que, basado en la Constitución y tratados internacionales pre-existentes, resista la medida (circulando sin ropas humillantes y-o con pasajero), secuestrando y pidiendo rescate por su vehículo, además de existir la posibilidad de arresto (mientras que los verdaderos delincuentes entran y salen de la comisaria en 12 hs).

  4. Delega el poder de policía en las estaciones de servicio, convirtiéndolos en soplones, al obligarlos a no cargar combustible a los ciudadanos que no se sometan a la humillación de vestir números sobre su cuerpo.
Nunca se vio una disposición tan humillante, prejuiciosa, discriminatoria y denigrante en toda la historia de la República Argentina.

Es sin duda, un proyecto estupendamente demagogo, donde se presenta información incompleta, excluyendo posibles problemas, objeciones, dificultades, lo que resulta en la presentación de una realidad falseada, e incluso incurriendo directamente en las mentiras y falacias.

Mediante la demonización del ciudadano motociclista, se pretende alcanzar objetivos particulares, y oscuros intereses electorales y económicos.

El proyecto propuesto traería aparejada consecuencias nefastas para la sociedad en su conjunto.

Consecuencias del proyecto


Un gran retroceso democrático, ya que la idea es inconstitucional e inmoral. [+ info]

Vestir a los ciudadanos con números sobre su cuerpo, por presumirles "peligrosos", es inconstitucional, anti-democrático e inmoral.
 
No puede establecerse ninguna norma que implique, expresa o tácitamente, peligrosidad sin delito, cualquier manifestación de derecho penal de autor o sanción de acciones que no afecten derechos individuales ni colectivos. [+ info]

Mayor discriminación, y prejuicios. [+ info]
Menor dignidad humana para los ciudadanos.


El numero de patente pertenece al vehículo y ahí es el único lugar donde corresponde exhibirlo.

Vestir a ciudadanos con números sobre el cuerpo es una humillación pública, una marca denigrante, estigmatizadora, y que quita todo rastro de dignidad humana de la persona.

¿Usted vestiría su numero de DNI bordado en la camisa?

¿Permitiría que su hijo vista en la campera el numero de patente de su automóvil?

El ser humano no es un objeto patentable. [+ info]

Es un proyecto que fracasó en todo lugar donde se intentó. [+info]

Este nefasto proyecto tiene su origen en Colombia, desde donde se tomó el mal ejemplo. 

Afortunadamente, Argentina no se encuentra en una situación de guerra civil con grupos terroristas organizados para tomar el poder por la fuerza, y no es necesario tomar medidas drásticas y discriminatorias.

Argentina: El Comité de Seguimiento del Sistema de Seguridad Pública de la Ciudad desaconsejó el uso de chalecos debido a que, en Medellin, "los delincuentes siguen realizando delitos o asesinatos cubriendo su identidad al usar chalecos falsificados o adulterados" y ademas traera aparejados planteos de inconstitucionalidad legítimos.

Colombia: Luego de más de 11 años, el uso obligatorio de chalecos para los motociclistas en Colombia llegó a su fin. Así lo determinó el Ministerio de Transporte, en respuesta a un derecho de petición que hizo llegar esa dependencia el senador del Movimiento Mira, Manuel Virgüéz.

Honduras: Ante las protestas de los motociclistas y tras sostener un diálogo con las autoridades, los conductores organizados lograron que Seguridad diera marcha atrás con la prohibición de que dos hombres se condujeran en moto, y desistiera de la implementación de chalecos reflectivos numerados.

Perú: Se dio marcha atras con la idea, y el el ministro de Transportes y Comunicaciones, indico que los motociclistas no tendrán que usar chalecos de colores.

Guatemala: Luego de un año de implementada la restricción de llevar un segundo pasajero en una motocicleta, portar chaleco con número de placa y el uso del casco obligatorio, no tuvo buenos resultados. Las estadísticas muestran que los asaltos, robos y homicidios no han parado y que los delincuentes siguen utilizando las motocicletas para efectuarlos.

Más muertes, y menor seguridad vial

El casco no puede ser marcado [+ info]

Grabar, pintar ó pegar el dominio del vehículo sobre el casco perjudica severamente al motociclista. 

Estas modificaciones anulan la garantia del fabricante inmediatamente.

El casco, con su garantía dañada por las pinturas y calcomanías, podría producir mas muertes.

Cabe preguntarse, ¿quien se va a hacer cargo de la garantía de los cascos?

El proyecto de ley atenta contra la técnica probada mundialmente, y pone en riesgo innecesario al ciudadano, ya que reduciría la protección ofrecida por el casco, al alterar la superficie de dicho elemento de seguridad.

Todas las marcas homologadas anulan la garantía si al casco se le modifica su superficie colocándole calcomanías, pegatinas, pinturas u otros aditivos. [+ info]

El chaleco es peligroso en la practica del motociclismo [+ info]

Un chaleco no es una prenda adecuada para vestir al circular en motocicleta, ya que no ofrece protección alguna en caso de un siniestro vial, ni tampoco durante la circulación ofrece abrigo y reparo del viento, lluvia, frío, nieve, granizo, etc.

Siendo el chaleco una prenda suelta, podría engancharse en los controles o manillar de la motocicleta, provocando la muerte o lesiones graves al conductor o eventual pasajero.

El uso del chaleco para mejorar la visibilidad no es necesario, ya que todas las motocicletas modernas cuentan con luces reglamentarias homologadas.

El chaleco estigmatiza y discrimina a la persona inocente [+ info ]

El número de patente pertenece al motovehículo, no corresponde que el ciudadano lo vista en su cuerpo.

Ademas, dicho número estigmatiza al ciudadano, indicando que es un posible criminal violento, que debe ser marginado y señalado dentro de la sociedad.

Se acusa y humilla a la persona sin ningún tipo de juicio previo, atropellando todas las garantías constitucionales que el ciudadano goza.

Persecución de ciudadanos inocentes.  [+ info]

Culpar a un sector minoritario de la población de todos los males, y ponerles número ya se hizo en el pasado con tremendas consecuencias las cuales derivaron en atroces crímenes cometidos por el estado mismo.

En 1941 en Alemania por ejemplo, se demonizó a las minorías, y mediante un nefasto decreto, se forzó a la gente inocente a vestir una determinada identificación. 

Se uso una "simpática estrellita amarilla" (como los "chalequitos" de H.R.Larreta). 

Ademas, siendo extremadamente fácil falsificar los números del chaleco, es muy sencillo culpar a personas inocentes de un delito. [+ info ]

Se crea un ghetto donde las personas no pueden circular juntas [+info]

En el centro de la ciudad, y las avenidas que decida caprichosamente el Sr Macri, las personas no pueden circular con sus seres queridos, ni siquiera los fines de semana.

Esto no es más que la creación de un ghetto, un área restringida, donde existen ciudadanos mejores, y ciudadanos peores, "menos iguales", que son privados de la dignidad mas básica.

Es absolutamente violatorio de la Constitucion, y tratados internacionales reconocidos por la República.

Facilidades en su accionar a los delincuentes. [+ info ]
Menos seguridad para los ciudadanos honestos.

Estas medidas son inútiles, se crean ciudadanos de segunda que deben andar marcados en la calle con números sobre su cuerpo y un pseudo estado de sitio.

Para algunos, los "menos ciudadanos", no mas de dos personas reunidas, porque es "peligroso", un hermoso recuerdo de las dictaduras, tanto locales, como internacionales.

Sin embargo la problemática del delito no se soluciona, el delincuente se disfraza mas fácil utilizando un chaleco robado, total si viste el chaleco nadie lo va a parar, y puede fácilmente inculpar a un inocente con su numero falso o robado.

Al vestir todas las personas de la misma manera, se facilita que los delincuentes se mezclen y disimulen entre los motociclistas honestos, ya que todos estarán vestidos de manera idéntica (chaleco reflectivo y casco con numeración).  [+ info ]

Mayor violencia en el robo de vehículos. [+ info]

El chaleco sitúa al ciudadano en una posición de riesgo mayor frente al robo de su motocicleta.

El delincuente sustraerá el rodado, y también atacará físicamente a su conductor para privarlo de su casco y chaleco, poder así cometer el robo y huir conduciendo la motocicleta. [+ info]

La circulación, y tránsito en la ciudad seguirá empeorando.

Cuando se pensaba que el transito no podía ser mas caótico, debido al pésimo plan y estúpida gestión del mismo, este plan complicaría todavía mas las cosas para todas las personas que transitan por capital.

Esta absolutamente probado en los hechos que el plan de movilidad sustentable es un absoluto fracaso, con cada medida, el tránsito se volvió más imposible.

Desalentar el uso de la motocicleta es un grave error, que va a congestionar todavía mas el caótico transito porteño, debido a que la motocicleta es el único vehículo en la ciudad que descongestiona el tránsito.

Conclusión

 Es claro que el proyecto de ley ha sido impulsada con el objetivo de:
  • estigmatizar a los motociclistas, sometiendo a la persona a la humillación de tener que vestir un chaleco ridículo, incomodo y desagradable.

  • desalentar el uso de la motocicleta, mediante el uso de una vestimenta inapropiada, cascos dañados, y la vergüenza pública,

  • extorsionar a los ciudadanos, que no podrán ejercer su legitimo derecho de elegir ropas más cómodas ó agradables,
Esta demostrado que debido a su inconstitucionalidad, características anti-técnicas, e inmoralidad manifiesta, este proyecto jamás sera implementado ó acatado por los ciudadanos.

No interesa en el espíritu del proyecto la seguridad del ciudadano motociclista.

Solo importa marcarlo como un posible delincuente (sin prueba alguna para avalar dicha acusación, violando la presunción de inocencia, mancillando el honor y estigmatizando a la persona), y desalentar el uso de la motocicleta mediante la obligación de someterse a una humillación pública cada vez que se desee utilizarla.

Esta ley ademas promulga una discriminación, odio y temor de la ciudadanía hacia los motociclistas. 

Fue alentado por medios amarillistas que impulsan en la opinión pública términos despectivos tales como "motochorro", como si los delincuentes no utilizaran otro medio de transporte, o circular en motocicleta estuviera reservado solo al hampa, y el ser motociclista fuera el equivalente y/ó única prueba necesaria para ser un delincuente.

Esta absurda propuesta es un evidente hecho de discriminación al obligar a los motociclistas a utilizar un chaleco reflectivo identificatorio donde conste el número de dominio del motovehículo y además un adhesivo en el casco con igual finalidad.

El marcar con chalecos e imprimir los cascos de los motociclistas atenta contra los principios básicos y más importantes del ser humano, como son la dignidad ya que se reduce a la persona a un objeto o cosa numerada; y la libertad para circular vistiendo de manera adecuada, como la persona se sienta a gusto, protegido de accidentes con ropa adecuada para la practica del motociclismo.

Y por último, pone en riesgo al motociclista, al obligarlo a utilizar indumentaria que no es adecuada para circular en motocicleta, y arruinar el casco con adhesivos o pegatinas, medida que resulta anti-técnica e insegura, ya que los cascos no deben ser alterados de manera alguna, para conservar su integridad y máxima eficiencia ante un eventual accidente.