Análisis‎ > ‎

Fracaso mundial del proyecto

Este nefasto y fracasado proyecto tiene su origen en Colombia, nación desde donde el Sr. Mauricio Macri tomo el mal ejemplo. 

Afortunadamente, Argentina no se encuentra en una situación de extrema violencia, y no es necesario tomar medidas drásticas y discriminatorias. 

Además, dicho proyecto fue rechazado, desaconsejado, y criticado ampliamente en todos los países donde se implementó, o se intentó implementarlo.

Argentina

El Comité de Seguimiento del Sistema de Seguridad Pública de la Ciudad desaconsejó hoy la adopción de medidas de seguridad, motorizadas por el macrismo porteño en la Legislatura, como la prohibición de los "trapitos", el impedimento para que circulen motos en el microcentro con más de una persona y el uso de las pistolas eléctricas Táser por parte de agentes policiales. 

El rechazo a las iniciativas parlamentarias se efectuó a través de un informe del Comité elevado recientemente a la propia Legislatura, al ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro y al jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco. 

En ese marco, el Comité  -integrado por representantes del Ejecutivo y del Legislativo- elaboró tres informes denominados: Cuidacoches, Prohibiciones y obligaciones para conductores de motovehículos, y Armas electrónicas de incapacidad motora no letales Táser X-26. 

Se pronunció en contra de la propuesta del bloque macrista que pretende modificar la ley 2148, del Código de Tránsito, para incorporar la prohibición a motociclistas de circular en el microcentro porteño con un acompañante y la obligación de utilizar el chaleco refractario. 

Al respecto, el estudio menciona que un proyecto similar fue implementado en la ciudad colombiana de Medellín, donde advierte- "la delincuencia no mermó" y destaca que "los delincuentes siguen realizando delitos o asesinatos cubriendo su identidad al usar chalecos falsificados o adulterados". 

Los planteos de inconstitucionalidad que indudablemente traerá aparejados la sanción de dicho proyecto concurren a desaconsejar la adopción de la medida. 

Colombia

En dicho país se instalo como un fallido intento de controlar los asesinos a sueldo de las FARC y el narcotráfico.

La ley no sirvió para nada bueno, solo perjudicar a ciudadanos honestos, debido a que los sicarios encontraron mas fácil cubrir su escape, al utilizar números falsos en su chaleco. 

Luego de más de 11 años, el uso obligatorio de chalecos para los motociclistas en Colombia llegó a su fin. Y los alcaldes de todo el país no podrán dictar normas a su antojo. 

Así lo determinó el Ministerio de Transporte, en respuesta a un derecho de petición que hizo llegar esa dependencia el senador del Movimiento Mira, Manuel Virgüéz. 

Tal como lo reveló Vehículos, en ese derecho de petición, el congresista le planteó al Ministerio de Transporte una serie de inconsistencias en el Código Nacional de Tránsito (CNT) que fueron más evidentes al entrar en vigencia las leyes 1239 del 25 de julio de 2008; y la 1383 del 16 de marzo de este año.

Lo cierto es que aparte de su incomodidad, el chaleco muy poco le aportó al objetivo con el que se impuso, es decir, ayudar a combatir el crimen o los asesinatos perpetrados desde motocicletas.

Honduras

Ante las protestas de los motociclistas y tras sostener un diálogo con las autoridades, los conductores organizados lograron que Seguridad diera marcha atrás con la prohibición de que dos hombres se condujeran en moto, también lograron que Seguridad desistiera de la implementación de chalecos reflectivos numerados.

Perú

Se dio marcha atrás con la idea, y el el ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, indico que los motociclistas no tendrán que usar chalecos de colores, tal como precisaba la disposición legal que fue descartada.

Guatemala


Luego de un año de implementada la restricción de llevar un segundo pasajero en una motocicleta, portar chaleco con número de placa, y el uso del casco obligatorio, con el objetivo de reducir los crímenes perpetrados desde ese tipo de vehiculo, no tuvo buenos resultados, aseguran especialistas en seguridad.

Las estadísticas muestran que los asaltos, robos y homicidios no han parado y que los delincuentes siguen utilizando las motocicletas para efectuarlos.

El director del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), Mario Polanco, indico que esta prohibición es injusta para quienes no tienen la capacidad de adquirir un automóvil y no desean viajar en autobuses, por la inseguridad. "El impacto en reducir los hechos delictivos fue insignificante, pero en la economía familiar y poner en riesgo a las personas fue sumamente alto", afirmó.

El alcalde Antonio Coro, reconoce que no hay ningún avance: "los índices de delincuencia en moto no podría decir que se han reducido".

Comments