Editorial Informoto Noviembre-2010

publicado a la‎(s)‎ 2 jun. 2011 18:11 por Moto Ciudadanos
Informoto, la revista nacional de motos por excelencia, con una amplia trayectoria y experiencia en el motociclismo, publico esta interesante editorial en su número de Noviembre de 2010.

Estamos absolutamente de acuerdo con este editorial, es por eso que lo reproducimos aquí, y adherimos totalmente a lo expresado en el texto.

Fuente:
Revista Informoto
www.informoto.com

JUGAR CON FUEGO… NO APRENDEMOS MÁS

En estos días, casi con "desesperación", el PRO y "Argentina Ciudadana" han comenzado una feroz campaña de discriminación hacia los motociclistas, en la pomposamente llamada Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que a su vez es la Capital Federal de la República Argentina.

La campaña consiste en la recolección de firmas de la ciudadanía para terminar con los "motochorros", restringiendo la circulación de las motocicletas, a niveles de cercenar el derecho de propiedad y "marcando" a los motociclistas como presuntos delincuentes.

Dos derechos constitucionales desconocidos para estas agrupaciones políticas.

Todos saben que el PRO está liderado por el Jefe de Gobierno de la C.A.B.A., el Ing. Macri, pero ahora se suma un sector nuevo: "Argentina Ciudadana", liderado por el rabino Bergman.

Era esperable por parte del Ing. Macri esta parafernalia de insultos y actos patoteriles hacia los motociclistas, pero de manera alguna se podría pensar igual del rabino Bergman.

¿Las razones de lo impensado sobre el rabino Bergman?

La primera es que lo hemos escuchado años atrás con un discurso meditado, inteligente, conciliador. La segunda resulta incomprensible.

¿Cómo un integrante del pueblo judío, un rabino para más datos, puede promover la estig- matización de ciudadanos inocentes?

La persecución y estigmatización del pueblo judío es bíblico, no es cosa del “nazismo”.

En 1269, en la Edad Media, el rey Luis de Francia dictó una Ordenanza, donde prescribía que todos los judíos del reino de Francia debían llevar un círculo amarillo (el color amarillo, en la Edad Media, era el color de la maldad, de lo despreciable y de la falsedad).

Las coincidencias con la "ley contra motochorros" y los dichos del rabino Bergman y sus acólitos del macrismo son estremecedoras:

"Ludovicus Francorum Rex Baillivis, Vicecomitibus, Senescallis, Praposuis, et aliis ubique po- testatem à nobis habentes, salutem. Quoniam volumus quod Judaei à Christianis discerni valeant et recognosci, vobis mandamus quatenus, ad requisitionem dilecti nobis in Christo fratris Pauli Christini, de ordine fratrum Praedicatorum, imponatis omnibus et singulis Judaeis utriusque sexus signa. Videlicat unam rotam de feutro, seu panno croceo, in superiori veste consu- tam, ante pectus et retro, ad cognitionem, cujus rotae latitudo su in circumferentia quatuor digitorum, concavitas autem contineat unam palmam. Si quis Judaeus postmodum sine signo inventum fuera, inventori vestis ejus superior concedatur…"

"Porque queremos que se pueda reconocer y distinguir a los judíos de los cristianos, les ordenamos que impongan insignias a cada judío de ambos sexos: a saber, una rueda de fieltro o de paño de color amarillo, cosida en la parte superior de su vestimenta, a la altura del pecho y en la espalda, a fin de que constituya un signo de reconocimiento. El diámetro de dicha rueda será de cuatro dedos y su superficie será lo suficientemente grande para contener la palma de una mano. Si luego de esta medida se halla a un judío sin esta insignia, la parte superior de su vestimenta pertenecerá a aquel que lo haya encontrado".

[traducción parcial del texto publicado por E. de Laurière en las Ordonnances des rois de France de la troisième race, Paris, 1723, t. I, p. 294]

La tristemente célebre "Noche de los Cristales Rotos" o "Kristallnacht" fue el prólogo de la más sangrienta persecución moderna al pueblo judío. Esa noche, la del 9 a 10 de noviembre de 1938, las SS destrozaron comercios judíos y detuvieron a miles.

La excusa fue el asesinato de Ernst von Rath, secretario de la embajada alemana en París, quien no había atendido los reclamos de un judío alemán -Herschel Feibel Grynszpan- pidiendo por su familia arrestada en Alemania.

Al no obtener respuesta de los funcionarios alemanes de la embajada, éste compró un revólver y sin mediar palabra hirió de muerte a von Rath. Cuando lo detuvo la policía francesa no se resistió al arresto, y fue a la cárcel de Fresnes, ya que era menor de edad.

Esta fue la excusa para el saqueo y detención de los judíos en esa noche trágica. A partir de ahí, los judíos llevaban una estrella de David cosida a su pecho y en la espalda.

Guardar similitud entre este hecho y los chalecos con el número de la patente grabados en pecho y espalda, puede parecer una exageración, pero estamos en democracia.

No se puede acusar de delincuente a alguien, marcándolo o estigmatizándolo, por el sólo hecho de ser motociclista.

La presunción de inocencia es una garantía contenida en el artículo 18 de la Cons- titución Nacional, ley suprema de la Nación, conjuntamente con los tratados internacionales de Derechos Humanos incorporados a nuestra Constitución y que cuentan con jerarquía constitucional a través de la reforma constitucional del año 1994 en el artículo 74 inciso 22, como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del hombre que contiene la citada garantía en el artículo 26, la Declaración Universal de los Derechos Humanos que la desarrolla en el artículo 11 punto 1 y finalmente la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) en el artículo 8, punto 2.

De la Constitución Nacional surge que no se puede tratar como culpable a una persona a quien se le atribuya un hecho punible, cualquiera sea el grado de verosimilitud en la imputación, hasta que el Estado, por medio de sus órganos correspondientes, pronuncie una sentencia penal firme que declare la culpabilidad y lo someta a una pena.

Esta garantía es propia de un Estado de derecho y forma parte del sistema de enjuiciamiento que existe en la Argentina; además que se deriva de la garantía del juicio previo.

La Constitución Nacional consagra en su artículo 18 que: "Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso". (Del trabajo realizado por ASUMA para los distintos Bloques de la Legislatura de la C.A.B.A., basado en el pedido de inconstitucionalidad del uso de los Chalecos que se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires).

El rabino Sergio Bergman quiere marcar y numerar a otros ciudadanos inocentes, solo porque usan motos.

¿Este rabino no aprendió nada?


INFORMOTO
Noviembre 2010
http://www.informoto.com/



Comments