Buenos Aires egoista

A lo largo de la historia, los "indeseables" de la sociedad han sido forzados a vestir atuendos ridículos, números, letras e insignias de vergüenza: las usaron los Judíos y Cristianos desde el año 717, los Gitanos, los homosexuales, los criminales, los esclavos, los prisioneros políticos, y demás grupos discriminados.

El chaleco numerado y patente en el casco son un símbolo de la vergüenza, simplemente un estigma, un signo distintivo para ser usado con el propósito de la humillación pública, el ostracismo, y la persecución arbitraria.

Es necesario estar mas unidos que nunca, vienen tiempos atroces para la libertad y la dignidad del ser humano.

Es tiempo de resistir, por todos los medios necesarios.


Votaste a Macri? Sos Bien Boludo


Comments