Introducción

En Argentina, existen millones de ciudadanos que diariamente utilizan motocicletas para diversas actividades, como ir al trabajo, la universidad, pasear con la familia, novio/a ó seres queridos.

Lamentablemente, un número mínimo (menos del 0,01%) de estas motocicletas son, a veces, conducidas por delincuentes, mientras que los demás, la inmensa mayoría, son personas honestas.

Es por esta injusticia que se pretende perseguir a todos los ciudadanos honestos del país con un proyecto cargado de prejuicios, basado en la discriminación, y absolutamente inmoral e inconstitucional.

Dicho proyecto pretende, entre otras cosas aberrantes y anti-democráticas:
  • forzar a las personas a vestir una patente de un vehículo sobre el cuerpo; 
  • prohibirles circular junto a un amigo, familiar, esposa, o ser querido. 

Sólo durante el año 2010, se vendieron más de 560 000 motocicletas, es por esto que se esta subestimando enormemente la cantidad de ciudadanos afectados negativamente por dichos proyectos.

El 99,99% de las personas que alguna vez en su vida utilizan una motocicleta, son personas honestas como usted, con familia, trabajo, educación y una vida normal.

Solo el 6% de los delitos se cometen con una motocicleta como vía de escape. 
Para el 94% de delitos restantes, desde el gobierno, no se ofrece ningún paliativo, idea, solución ni nada similar.

Con el mismo criterio, se debería perseguir a automovilistas, peatones, camioneros, colectiveros, ciclistas, y toda clase de vehículos en los cuales alguna vez se comete un crimen.

¿Usted, vestiría el numero de patente de su automóvil para "prevenir" el 94% restante de delitos?

¿Usted dejaría de circular con un pasajero en su vehículo?

A continuación, el gráfico de los delitos cometidos, clasificados según el vehículo utilizado para la huida o su comisión:


Mientras ciertos políticos, lentos de mente, se concentran en perseguir a la población honesta del país, el 94% de los crímenes son ignorados, y no se propone ninguna medida real ni efectiva.

Este proyecto no es mas que una burla a los contribuyentes, a todos los ciudadanos honestos que, con nuestros impuestos, pagamos los abultados sueldos de estos "vendedores de humo".

Marcar con un número sobre su cuerpo a los ciudadanos argentinos y prohibir su circulación en pareja, -debido a que existe una incapacidad operativa por parte del estado para controlar a los delincuentes-, es una aberración moral, una falta absoluta de ética, y claramente inconstitucional, violando la Constitucion que juraron defender como servidores públicos que son.

Con un proyecto claramente fascista y retrogrado, se intenta engañar a la población, mostrando una "solución" que no es más que una cortina de humo para ocultar la falta de políticas serias de seguridad, y el poco respeto por los derechos ciudadanos, la libertad y la democracia de esta República.

Los seres humanos, ciudadanos de este país, no pueden ser numerados, perseguidos, o discriminados por el simple hecho de circular en un determinado vehículo.

El número de patente corresponde al vehículo, obligar a un ser humano a vestir dicho número es degradante, humillante, aplastante de la dignidad mas básica de las personas.

Es violatorio de la presunción de inocencia, entre otras inmoralidades que no deberían ni siquiera contemplarse en una democracia consolidada como la que afortunadamente tenemos.

Es una medida digna de un periodo nefasto de la historia, donde personas inocentes eran forzadas a vestir números y distintivos en sus cuerpos por ser diferentes.

Aparentemente, ciertos grupos no han aprendido nada de la historia pasada, intentando instruir medidas dignas del fascismo y del apartheid.

Estimado ciudadano, no se deje engañar por la propaganda anti-motociclista: en una motocicleta se desarrollan actividades absolutamente lícitas.

Usted mismo podría el día de mañana utilizar una motocicleta para solucionar sus problemas de transporte, y de paso, conocer a personas muy agradables que practican este deporte y estilo de vida.

Recuérdelo, gran parte de la gente agradable y honesta de este país, circula en motocicleta.

Gente de trabajo, profesionales, agentes del orden tales como policías, bomberos, militares e incluso gente famosa de la farándula, tienen y conducen diariamente una motocicleta.

Por favor, continúe leyendo el infame proyecto y su análisis en profundidad.

Muchas gracias por su tiempo.