Novedades‎ > ‎

Bergman insiste con la persecución

publicado a la‎(s)‎ 12 jul. 2011 2:38 por Moto Ciudadanos
El rabino Sergio Bergman, electo primer diputado porteño por el PRO, intentará que el recinto vuelva a poner en debate el proyecto para perseguir y discriminar ciudadanos inocentes.

"Buscaré cambiar la ley contra con el objetivo de sancionar una nueva norma que aplique sanciones efectivas contra los delincuentes" sostuvo el rabino Sergio Bergman.

Esto es una absoluta mentira, no se trata de una modificación del código penal (que si castigaría a los delincuentes), sino de una inmoral modificación del código de tránsito para castigar a TODOS los ciudadanos inocentes con obligaciones humillantes, tales como la vestimenta obligatoria de una patente sobre el cuerpo, y la prohibición de circular con un ser querido; algo que no se ha visto desde la última dictadura militar.

El nuevo legislador inicia su gestión con una medida totalmente retrograda, y anti-democrática. Una absoluta vergüenza.

Bergman presentó a fines de junio en la Legislatura planillas, con firmas recolectadas mediante publicidad engañosa en la via publica, para que se retome la idea de numerar y patentar seres humanos. Dicha idea fue y es impulsada por Mauricio Macri, quien continua encaprichado en sus delirios neofacistas, pese a que su idea fue rechazada dos veces en la legislatura porteña.

Macri intento por todos los medios violentar la ley y la moral de acuerdo a su capricho, y encontró la manera distorsionando el artículo 64 de la Constitución de la Ciudad, donde se prevé que al electorado porteño le asiste el derecho de impulsar la presentación de proyectos de ley.

Lejos de ser una iniciativa emanada del pueblo, el PRO recurrió a una campaña de desprestigio y propaganda sucia y engañosa para recolectar de manera artera las firmas de los vecinos.

Lamentablemente, debido a la gente con ideas para pocos y la gente egoísta, el PRO quedo solo a cinco votos de poder aprobar estas medidas inconstitucionales.

A lo largo de la historia, los "indeseables" de la sociedad han sido forzados a vestir atuendos ridículos, números, letras e insignias de vergüenza: las usaron los Judíos y Cristianos desde el año 717, los Gitanos, los homosexuales, los criminales, los esclavos, los prisioneros políticos, y demás grupos discriminados.

El chaleco numerado y patente en el casco son un símbolo de la vergüenza, simplemente un estigma, un signo distintivo para ser usado con el propósito de la humillación pública, el ostracismo, y la persecución arbitraria.

Es necesario estar mas unidos que nunca, vienen tiempos atroces para la libertad y la dignidad del ser humano.

Es tiempo de resistir, por todos los medios necesarios.



Fuente:
http://www.infobae.com/notas/592952-Bergman-buscara-que-la-Legislatura-apruebe-otra-ley-contra-motochorros.html


Comments