Novedades‎ > ‎

El problema son las balas, no las motos

publicado a la‎(s)‎ 4 jun. 2014 22:22 por Moto Ciudadanos
Lamentamos el asesinato de un policía en Capital Federal. Nadie investiga quien le proveyó armas a los delincuentes y organizo la banda. El problema en todos los casos de inseguridad recientes son las ARMAS de fuego en poder de los delincuentes.

Si bien los delincuentes escaparon en moto, el policía murió ejecutado a balazos, obviamente, no lo atropellaron con la moto.

Recordemos que en muchos de los casos de policías y ciudadanos asesinados, los delincuentes escaparon en automóvil.

El vehículo no es el problema, en todos los casos las víctimas murieron a balazos que salen de armas de dudosa procedencia.

Los ciudadanos estamos indefensos, y con derechos cada vez mas restringidos, mientras los delincuentes portan hasta chalecos antibalas!

Las armas de fuego tienen trazabilidad, es decir, cada arma o munición recibe el marcado de fabrica mediante diversas técnicas.

Los peritos forenses pueden determinar donde fue vendida el arma, el origen la munición, etc, mediante cruzamiento con datos que el RENAR acopia y mantiene.

Siguiendo esos datos, se podría apresar al responsable de proveer esa arma y esa bala a manos de delincuentes.

Sin embargo en ningún caso de inseguridad se han producido arrestos a los traficantes de armas, a los proveedores de la herramienta de muerte.

En todos hay un elemento común: los delincuentes eran jóvenes, y estaban armados con armas de fuego de grueso calibre, y no tenían reparos en ejercer violencia sobre víctimas inocentes.

Un chaleco fluorescente no es solución, apenas maquillaje, al grave flagelo de la inseguridad.

Si los delincuentes no hubieran tenido un arma, el policía hoy estaría vivo, el anciano de Wilde estaría vivo (los delincuentes escaparon en un VW bora), el policía de Pablo Podesta estaría vivo (lo mataron para robarle su moto), y muchas otras víctimas mas estarían hoy con nosotros.

No hay voluntad política ni policial de perseguir y desbaratar las bandas que se dedican al trafico de armamento.

Conseguir un arma de manera legal en Argentina es una odisea con tramites bizantinos y soviéticos.

Pese a las trabas que el RENAR impone para adquirir armas de fuego, los delincuentes cada vez tienen armamento de mejor calidad y mayor calibre, por ejemplo, en el caso del tiroteo en Villa Urquiza, donde tres ladrones escaparon en un automóvil VW Gol robado (van a prohibir el pasajero en auto?), usaron una pistola Ballester Molina calibre 45 con munición punta hueca, un revolver 38 Special y una pistola 9 milímetros.

También tenían chalecos antibalas.

La banda de San Isidro, que escapo en dos automóviles de lujo, tenia una ametralladora FAL con mira láser, equipo exclusivo del ejercito.

¿De donde sacan semejante equipo profesional los delincuentes?

Nadie con autoridad policial o investigadora hace esa pregunta clave.

Hay que ir a la raíz del delito para poder erradicarlo.

Es claro que no hay voluntad política, dado que la tecnología existe y es conocida, para desbaratar el mercado negro de armamento.

La moto, al igual que auto, camioneta, bicicleta, incluso botes, no son mas que medios de transporte para el delincuente, sin embargo, son las balas ilegales de armas negras las que están matando, con las que nos roban las motos, con las que asesinan a nuestros seres queridos.

Otra pregunta que nadie hace en las salideras bancarias ¿quien entrega a las víctimas?

No es fácil saber, de entre miles de clientes del banco, quien acaba de retirar una fuerte suma de dinero. Es obvio que existen entregadores y bandas organizadas.

El delito se combate con investigación e inteligencia criminal, no con leyes absurdas como la de chalecos numerados.

Con o sin chaleco, si el delincuente tiene un arma, va a disparar a matar. Además, el chaleco ayuda al delincuente, le sirve de camuflaje o disfraz, sabe que si se pone el chaleco no lo van a parar en ningún control.

El chaleco no reduce el delito: la investigación criminal es la medida que toman países desarrollados para combatir al crimen organizado.

Copiemos a los países que hacen bien las cosas, que persiguen a los delincuentes sin perjudicar a personas comunes, no países que hace mas de 50 años que no puede resolver su problema de terrorismo e inseguridad.

Como ciudadanos honestos, reclamamos y exigimos que se realicen pericias forenses a las balas y armas capturadas a delincuentes, y se de captura a quienes venden armamento ilegal a los delincuentes
.
Comments