Novedades‎ > ‎

El PRO discrimina a todos

publicado a la‎(s)‎ 22 feb. 2011 12:33 por Moto Ciudadanos   [ actualizado el 29 mar. 2011 9:17 ]
Junto a Macri, Miguel del Sel se lanzó como candidato a gobernador para que "los negritos se bañen con agua caliente y dejen de manguear"

Más que una "humorada", se trata de una expresión clasista típica del macrismo.

Discriminar es la manera de operar del PRO, dividir a la sociedad, confrontar, perseguir.

Ayer perseguia a los "trapitos", ahora a los motociclistas, y en un futuro viene por los "negritos", los pobres que tantos desprecian.

El PRO es el representante del neo-fascismo en la Argentina.

El candidato a gobernador de Santa Fe por el PRO, Miguel del Sel, fue denunciado ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), por haber asegurado que buscará que "los negritos se bañen con agua caliente y dejen de manguear".

Así lo señaló durante su lanzamiento como candidato a gobernador de Sante Fe por el PRO, junto a un sonriente Mauricio Macri y delante de varios militantes y periodistas que en principio festejaron lo que parecía una "humorada".

Leoni explicó que "es evidente que lejos de ser una humorada de baja calidad humana, se trata de expresiones insoportables de quien pretende regir los destinos de nuestra provincia, la cual ha tenido que soportar actos de discriminación económica, social y cultural por los sectores dominantes que dejaron a miles de excluidos con las mismas políticas que el PRO pretende defender".

El PRO tiene una predisposición involuntaria a expresar lo que piensan, que generalmente está asociado a todo tipo de vulgaridades y prejuicios socialmente enraizados pero que deben ser desterrados.

Por eso, cuando dicen "negrito", que en el lenguaje cotidiano y coloquial puede ser también una expresión de afecto, en boca de ellos suena a todo lo contrario: a perversión del que domina, del "blanco" que, per se, es superior al "negro" porque proviene de una civilización clara y transparente y es la antítesis de la barbarie morena.

Y ello no depende tanto del color (Del Sel no es, por cierto, un teutón) sino del clasismo ramplón, a veces velado y a veces cerril, que sudan los Macri y los macristas por todos los poros. Independientemente del origen étnico y del color de la piel.

Así quedó demostrado, por ejemplo, cuando la toma del Parque Indoamericano. El problema, para el jefe de Gobierno porteño, era que "el país es un colador y cualquiera puede pasar", dijo con relación a los inmigrantes (en la mente de Macri, incluídos en este último ítem los provincianos) que ocupaban el predio.

En efecto, los "cualquiera" -sin nombre ni apellido, sin identidad- eran y son los bolivianos, paraguayos, peruanos y "otros" que ocuparon el parque Indoamericano. "La Ciudad se nos llena de indios", se le habrán quejado simultáneamente "la" Michetti y "el" Rodríguez Larreta.

Fuente: http://www.diarioregistrado.com/Politica-nota-47256-El-peligroso-humor-de-Macri-Del-Sel-y-los-macristas.html


Comments