Novedades‎ > ‎

La comunidad democrática rechaza a Sergio Bergman

publicado a la‎(s)‎ 19 jun. 2011 21:06 por Moto Ciudadanos
Con representantes de la política porteña, ayer se lanzó "Judíos por la profundización democrática", el nuevo espacio joven dentro de la comunidad que busca despegarse de la figura del actual candidato Sergio Bergman.

Este es el nuevo espacio joven dentro de la comunidad judía y que busca diferenciarse de la mediática campaña del ahora candidato del PRO, el rabino Sergio Bergman.

Paralelamente y parafraseando a Beatríz Sarlo, presentaron su campaña "Conmigo no, Bergman", en contra de los postulados del mediático religioso.

JxPD tiene el agrado de invitarlos al lanzamiento público de su nuevo espacio político. Prescindiremos de los servicios de seguridad en la puerta y no habrá pilotes de por medio. Nadie osará preguntarles cuan judíos han de ser.

Ya con esta frase, el movimiento se separaba de cierta ortodoxia y paranoia tan en boga en los últimos años por parte de la colectividad.

En este caso, el lugar físico fue una casa, tipo salón, muy sencilla, con dos patios pequeños y tres habitaciones.

Esta iniciativa surge como clima de época, que favorece a la participación en política y en temas sociales. A partir de ahí, nace la pregunta:

¿En que sentido se nos interpela a nosotros como judíos y como jóvenes, estos debates que se abrieron en la sociedad en los últimos años?

Hoy encontramos que la comunidad judía había perdido su tradición de participación política. Quizás producto las secuelas de la dictadura, con muchos miembros de la comunidad desaparecidos y exiliados y unos 90 con los atentados terroristas y las causas impunes, no hay respuesta comprometida desde la comunidad.

Las instituciones han tenido sus compromisos, sus intereses institucionales cuando no personales. Acá estamos nosotros para tratar de crear un espacio para decir que somos judíos y argentinos y desde ese lugar, queremos participar.

No estamos detrás de ningún partido político. Si tenemos coincidencias básicas como la defensa irrestricta de los derechos humanos, con estar de acuerdo con algunas políticas que se han desarrollado bajo esta gestión nacional. Coincidencia también en el adversario, que es aquél que no nos representa que, en este caso, lo hemos personificado en Sergio Bergman, con la campaña "Conmigo no, Bergman". Esto, vale decir, que no hay una sola forma de ser judío en la política.

Más que el problema de la persona, es el de las ideas que sostiene Bergman y el PRO, completamente ajena a nuestra tradición judía y a nuestro sentido común. A eso nos referimos con las coincidencias básicas. No estamos de acuerdo con alguien que apoya a una persona como Olmedo y sus causas de esclavismo y homofobia; no estamos de acuerdo con quien ha salido en un púlpito con Juan Carlos Blumberg pidiendo mano dura. No estamos de acuerdo que la cabeza de los legisladores de Macri -cuyo partido es el Gobierno que puso al Fino Palacios, acusado de encubrimiento y que ahora va a ir a juicio por el Atentado a la Amia-, sea un judío que lo avale. No queremos que nos legitimen desde ese lugar.

Epszteyn calificó a Bergman de "chanta marca cañón, que no tiene discurso" y recordó el nombramiento de Jorge Alberto "el Fino" Palacios, diciendo que "Macri ha tenido serios problemas con la comunidad".

A continuación, se entonó una canción alusiva a la conducta errática del gran creador de aforismos de los últimos veinte años de la cole y kipá multicolor.

Esta movida se la debemos al nefasto de Sergio Bergman que se postula para el cargo de primer legislador de la Ciudad de Buenos Aires.

Esto es una necesidad que tiene la juventud de no verse metida en esa alfombra llena de mugre que vinimos acumulando desde hace 17 años. Esta es la juventud que no se deja engañar, que quiere las cosas claras y una dirigencia comunitaria que no permita de ejemplo una persona que la Justicia dictaminó que no se puede presentar como "rabino" para las elecciones.

Esta es la consecuencia del verdadero ser judío, y la dignidad de una persona que tiene valores, que nos fueron dados por nuestra larga historia, con tantos sufrimientos y opresión, que nos enseñaron a ser buena gente, no discriminar y no ser cobardes ni escondernos. Esta es la esencia del ser judío.

Lamentablemente, Sergio Bergman no comprende la esencia del ser judío, y apoya una campaña inmoral para someter, discriminar, humillar y perseguir personas inocentes.

Ciudadanos argentinos:
No importa vuestra religion, sexo o creencias, debemos unirnos para rechazar a Mauricio Macri, Sergio Bergman y su nefasto proyecto para someter y humillar a las personas mediante numeros sobre su cuerpo y creacion de un ghetto en la Ciudad.

Jóvenes, un recuerdo de alguien mayor:

Durante la dictadura no se podía ir con acompañantes por la General Paz y por las autopistas.

Ahora no quieren que vayamos con acompañantes por 15 avenidas, el microcentro y la zona bancaria tampoco... que lindo ghetto! que linda "democracia"!!

Lo que tiene de bueno Bergman es que Macri va a saborear de su propio veneno.

Ahora va a tener otra víbora dentro de su nido y va a saber quien es Bergman.

Memoria Activa y nosotros sabemos quien es Bergman.

Sos bienvenido, Macri. Vas a disfrutar de Bergman.

Fuente:
http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=c95e65f305182a71fd97303f21ff45e
5


Comments