Novedades‎ > ‎

Moto-turismo: fuente de dinero para los municipios

publicado a la‎(s)‎ 6 oct. 2014 0:38 por Moto Ciudadanos
El moto-turismo es un motor muy importante de la economía local, la ley que patenta personas, prohíbe pasajero y desalienta el uso de la moto, tiene el efecto secundario de perjudicar al turismo de las localidades del interior de la provincia de Buenos Aires.

La Municipalidad de Diamante indicó que la XIX Edición del Motoencuentro Internacional de Diamante dejó mas de 15 millones de pesos en el circuito económico de la ciudad, lo que favorece al comercio local.

Según informaron desde la comuna, los números fueron analizados oficialmente, calculando que las 25 mil personas deducidas de la sumatoria de los cuatro días, gastaron por día alrededor de 500 pesos.

Los acampantes (83 por ciento) y quienes se alojaron en hoteles (17 por ciento), en promedio gastaron 800 pesos.

Se trata de personas se alojaron en Diamante y en localidades cercanas.

A este enorme movimiento económico se le debe sumar el valor de la entrada al evento que los convocó.

Según diversas consultas sobre la estimación de gastos, los principales rubros de consumo fueron alojamiento, combustible, gastronomía, compras en almacenes y supermercados, bebidas, panaderías, carnicerías, tiendas de recuerdos, y casas de fotografía, entre otros.

Asimismo, en La Plata, se llevo a cabo el el Primer Encuentro Nacional e Internacional de dicha ciudad.

El motoencuentro fue organizado por la agrupación Los Lobos La Plata y declarado de interés municipal.

Mas de 6000 turistas de todos lados: Chile, de Perú, de Uruguay; también grupos de Córdoba, Mendoza, Rosario, de la Patagonia y obviamente de Buenos Aires y Capital, llegaron a La Plata para participar del encuentro, y gastar su dinero en los hoteles, restaurantes, y locales de dicha ciudad.

El motociclismo da empleo, estimula la economía, favorece al comercio local, e incluso mueve mercadería, correspondencia y encomiendas.

Desde los medios han tratado de hacer creer a la población que los ciudadanos que andan en moto son todos "loquitos", "ladrones", que hay que ponerles la patente al cuello y un atuendo humillante, para escarmentar a la persona que se atreva a utilizar una motocicleta. MENTIRAS!

No somos "loquitos", ni "ladrones", somos gente común, ciudadanos iguales a los demás, y a la gente no se le pone una patente en el cuerpo.

LA LEY DE LOS CHALECOS DEBE SER DEROGADA INMEDIATAMENTE, y resistida por todo medio posible.

Desalentar el uso de la moto mediante medidas abusivas, injustas, retrogradas como obligar a las personas a vestir una patente sobre su cuerpo no hace mas que perjudicar a la industria del motociclismo, y con ello, a los negocios de cada localidad.

Han puesto una ley injusta, inmoral, que debe ser derogada inmediatamente.

Si la patente no se ve, lo lógico es agrandar dicha patente, es responsabilidad del estado que entrega patentes de tamaño minúsculo.

En lugar de corregir dicho diseño obsoleto, le colocan patentes sobre el cuerpo a las personas? Están locos!! Basta de estupideces, basta de chalecos!!

Increíblemente, pese a las millonarias ganancias que trae el moto-turismo, muchas localidades que viven del turismo están obligando a las personas a colocarse la patente sobre el cuerpo, injustamente, innecesariamente.

A esos lugares no hay que ir: viven del turismo y sin embargo, sus autoridades, lejos de proteger dicho turismo, persiguen a la persona honesta? Entonces NO hay que ir.

Que los intendentes de esas localidades se planten frente al absurdo capricho de Scioli, como han hecho otros, y repudien los chalecos, beneficiando a la gente que los voto. Ó que sigan chupando medias, exigiendo los chalecos inútiles, y vean como cae millonariamente la recaudación en turismo de la próxima temporada.

Nosotros podemos hacer mucho para repudiar esta absurda e injusta ley: que los "politi-chorros" sientan donde mas les duele el repudio a los chalecos, en el bolsillo y en las urnas.

Este verano, a lugares que piden chaleco NO VOY. Ni en moto, ni en auto, ni en bus, ni en tren. NO voy, ni yo, ni mi familia, ni mis amigos.

No voy a ir a gastar plata a un lugar que me quieren tratar como si fuera una vaca yendo al matadero, o un prisionero de un gulag ruso. No voy a someter a un pasajero a la humillación de tener que colocarse una patente sobre el cuerpo.

Al político que pide chaleco no lo voto en 2015, lo BOTO al tacho de basura.

Es hora de unirnos y defender nuestros derechos.

NO AL CHALECO, LAS PERSONAS NO SE PATENTAN!
Comments