Novedades‎ > ‎

Otra masiva marcha contra los chalecos

publicado a la‎(s)‎ 4 jun. 2014 23:33 por Moto Ciudadanos
Este pasado miércoles, 4 de Junio de 2014, se llevo a cabo otra gigantesca demostración, peticionando que no se aprueben leyes inconstitucionales en contra de los ciudadanos.

El reclamo es principalmente por la inmediata derogación del decreto provincial de Daniel Scioli, y el rechazo legislativo al proyecto porteño del PRO.




Ambos exigen, inmoral e inconstitucionalmente, el uso de patentes sobre el pecho, espalda y cabeza de las personas. A los presos argentinos hace mas de 50 años que no se les coloca uniforme, sin embargo pretenden que las personas INOCENTES, sin haber cometido delito ni ser condenados en juicio, vistan uniformes y números sobre el cuerpo.

Los uniformes desaparecieron de las cárceles argentinas el 23 de junio de 1947, el entonces presidente Juan Domingo Perón, ordenó que los eliminaran porque esos trajes de rayas horizontales atentaban "contra los propósitos de humanización y contra la dignidad humana".

Dichos proyectos inmorales existen también en otras partes del país, como Córdoba, Mendoza y Tucuman.

La resistencia es masiva en todo el país, con marchas simultaneas en otras ciudades, además de acciones legales en la justicia.

La reunión de ciudadanos fue transmitida en vivo por diferentes medios de comunicación tales como Crónica TV, La TV Publica, y otros, con entrevistas exponiendo los reclamos e inquietudes de las personas.

Llama la atención que, pese a ser la novena marcha multitudinaria, las autoridades que firmaron el decreto continúan ignorando los reclamos de los ciudadanos.

El chaleco no reduce el delito: la investigación criminal es la medida que toman países desarrollados para combatir al crimen organizado.




Copiemos a los países que hacen bien las cosas, que persiguen a los delincuentes sin perjudicar a personas comunes, no países que hace mas de 50 años que no puede resolver su problema de terrorismo e inseguridad.

Solo quitándole las armas al hampa van a lograr reducir el delito. Los chalecos NO sirven de nada, y perjudican a personas inocentes.

Los políticos sirven para decir lo que la gente quiere oír, prometen soluciones y venden humo.

No nos dejemos engañar con sus chalequitos de colores, ellos NO quieren solucionar la inseguridad, quieren juntar votos para 2015.

Esta ley no es mas que PROPAGANDA política para impulsar las ambiciones personales de los candidatos que basan su campaña 2015 en el temor de la gente.

Los políticos deben recordar que SOMOS CIUDADANOS, NO SÚBDITOS, eso tiene que ser claro para todos.

Somos los que al votar, le damos el MANDATO a otros ciudadanos para que gobiernen y administren, pero no para que nos traten de presuntos delincuentes, nos humillen con atuendos que ni siquiera visten los presos condenados, y nos prohíban circular por nuestro propio país.







Comments